miércoles, 6 de junio de 2018

Tocados realizados a medida para cada clienta ¿ Qué tocado imaginas?


Me duelen los dedos, brazos y espalda de tanto moldear, y de las malas posturas para la confección, pero me da igual! me aguanto! pues no podéis imaginar lo que llena por dentro ver crecer entre mis manos el proyecto que dejé dibujado en mi libreta. 

Este es el tocado de Teresa único como ella, llenito de horas de cariño y dedicación.