lunes, 19 de febrero de 2018

Con cada tocado, con cada puntada, con cada inspiración


Salta mi corazón de alegría y le siguen mis pies con un taconeao cuando termino un tocado, un cinturón, un bolso... pues tiene que ser el PERFECTO, no importa trabajar sin descanso. A cada clienta envío por privado imágenes del resultado esperando los comentarios con nerviosismo y muchas ganas. Y no quepo en mi en el momento que llega la sombrerera a su destino o cuando quedamos para la entrega en mi taller. Inexplicable la cara de la clienta o la llamada recibida cuando es a distancia, no puedo describirlo, pero sin duda es lo más grande que me ha ocurrido jamás trabajando para vosotras, felicidad por ambas partes que queda reflejada el gran día que os espera.

Este es el conjunto de tocado y bolso que una fantástica y encantadora madrina me inspiró, para ella moldee flores en metal en los tonos de su vestido y complementos.