jueves, 2 de noviembre de 2017


Y puntada tras puntada, cosiendo y cantando mucho, moldee sus florecitas metálicas, que a paciencia os juro que no me gana nadie, realizando puntos todos tan diferentes para luego unidos ser lo más! 

Este fue el resultado que diseñé para ella, una mujer a la que veo igual que su fajín, elegante, con fuerza ocurra lo que ocurra, llena de color desde el interior y generosa.

Gracias por tu confianza. Abrazos mil Belén.