viernes, 27 de enero de 2017

Tocados, cinturones, hombreras...para Comunión


Lo bueno de mi oficio es que jamás se deja de aprender y mucho menos de imaginar.