lunes, 19 de septiembre de 2016

Más bonita que ninguna, así la quise ver yo y así la vieron todos en el enlace.


Tener el placer de diseñar para una mujer de 78  años es una auténtica pasada.

Este fajín es el diseño que ella me ha inspirado, realizado como todos mis trabajos en exclusividad para cada clienta,  la base de cada espiral es de metal, decoradas con pequeños hilos de seda del mismo color que su vestido, moldeadas a mano y cosidas una a una con el mayor de los mimos, alambrados al final de cada detalle grandes cristales, una joya que estuvo a la altura del gran momento, estaba espectacular!

Gracias a madre e hija con vuestra confianza total. Besos.