miércoles, 28 de septiembre de 2016

Diego y Paola en una joya eterna.


Amo lo que hago, amo diseñar porque siento que vuelo logrando a cada nuevo proyecto una pieza irrepetible para tocar el corazón de cada una de vosotras.

He diseñado este colgante con dos grandes campanillas idénticas a las que acompañaron a Paola su gran día, una es ella y otra es Diego, están abrazadas entre si  con seda natural para no separarse jamás, con mis mejores deseos.

María José Montero Castillo